Trucos varios

Si conoces algún nuevo truco y quieres que lo publique en la página, mándamelo a mi e-mail. Gracias

FRONTPAGE

Obligar a los visitantes a descargar la página Web actualizada: Casi todas las páginas Web se actualizan cada poco tiempo, pero si un visitante tiene activada la caché de su navegador (algo que ocurre con frecuencia, pues se reducen los tiempos de acceso en páginas visitadas frecuentemente) es probable que descargue una versión antigua de su disco y se pierdan los últimos cambios. Un error bastante frecuente y que hace que nos perdamos contenidos nuevos sin tener conocimiento de ello. Por fortuna, existe una forma de “obligar” a descargar la página Web actualizada cada vez que se visita y de este modo asegurarse que el usuario puede acceder a las últimas actualizaciones de las páginas. a) Abrir la página Web y mostrar el código HTML pulsando en la solapa HTML que se encuentra en la parte inferior de la pantalla. b) En la parte superior de la página añadir la línea: <meta http-equiv = “Express” content = “-1”>. El valor –1 marca el número de días que quedan para que la página expire. Al ser negativo, obliga al navegador a actualizar la caché inmediatamente.

El rey de los buscadores: Publicar una página Web es un sueño convertido en realidad para muchos usuarios, pero de nada sirve si ningún navegante se decide a visitarla. Muchos buscadores o portales aceptan metadatos que facilitan el que los navegantes encuentren nuestra página. Por ejemplo: si la página Web está dedicada a la nueva película de “La guerra de las galaxias”, interesará que aparezca en el buscador cuando un navegante teclee las palabras “La guerra de las galaxias”, “La amenaza fantasma”, “Star Wars”, “George Lucas”, “Episodio 1”, etc. a) Entre las etiquetas <HEAD> y </HEAD>, al principio de la página principal, añadir la línea <meta name = “keywords” content = “aquello que queramos que aparezca al buscar la página”> También es interesante que, cuando la página se muestre en un buscador aparezca una descripción: b) Entre las etiquetas <HEAD> y </HEAD>, al principio de la página principal, añadir la línea <meta name = “Description” content = “La mejor página de Star Wars en castellano. Fotos, vídeos, secretos, guiones de la película... ¡Visítala!">.

POWERPOINT

Recuperar viejos modos de trabajo: Cuando se realizan dispositivas muy grandes, a veces no caben en la pantalla de la Vista Normal. Del mismo modo, muchos usuarios añorarán el modo Vista Diapositiva de las antiguas versiones de PowerPoint, que cubría toda la pantalla. Para acceder a él sólo hace falta pulsar la tecla CTRL. y, sin soltar, pinchar en el icono Vista Diapositiva. Todos los iconos de Vista están en la parte inferior izquierda de la pantalla.

Funciones especiales: MAYUS+Vista Normal: restaura los tres paneles a su tamaño normal. MAYUS+Vista Esquema o Vista Diapositiva: muestra un patrón de cada vista en particular. MAYUS+Presentación con Diapositivas: configura los parámetros de la presentación. ALT+Presentación con Diapositivas: ejecuta la presentación como si se estuviese viendo a través de un navegador de Internet.

Dibujar polígonos perfectos: Cuando se diseña una presentación no siempre es fácil generar figuras perfectas, cuyos lados sean iguales o simétricos. A) Para dibujar un rectángulo perfecto, seleccionar el icono de rectángulo de la barra de dibujo y mantener pulsada la tecla MAYUSCULAS mientras se dibuja. B) Para dibujar un círculo perfecto, seleccionar el icono elipse de la barra de dibujo y mantener pulsada la tecla MAYÚSCULAS mientras se dibuja. C) Para que la figura se extienda a partir del punto inicial pulsar CTRL.+MAYUS mientras se dibuja.

Copia rápida de diapositivas: Si se necesitan varias copias de una diapositiva mostramos la misma en la pantalla y seleccionamos Vista Diapositiva, pinchamos en cualquier texto y presionamos CTRL.+MAYUS+D.

Imprimir diapositivas seleccionadas: Activar la Vista Clasificador de Diapositivas, mantener pulsada la tecla CTRL. y pinchar en las diapositivas a imprimir. Seleccionamos la orden Imprimir del menú Archivo y dentro del cuadro Intervalo de Impresión marcar la casilla Selección. Pulsamos en Aceptar.

Pausar la presentación: Cuando se muestra una presentación a los amigos o clientes puede surgir algún imprevisto que obligue a hacer una pausa. Basta con pulsar la tecla B para mostrar una pantalla en blanco o N si se elige el color negro. Al volver a pulsar la misma tecla y pinchar con el ratón se reanuda la presentación.

Tomar apuntes “a mano” durante la ejecución de una presentación: Basta con pulsar CTRL.+P para hacer aparecer un lápiz con el que se pueden realizar dibujos y escribir aclaraciones. Al pulsar la tecla E se borran estos apuntes. Para reanudar la presentación pulsar CTRL+A y pinchar con el ratón.


INSTALAR UN MODEM:

Iniciar el Asistente: Lo primero que hay que hacer para instalar el módem es proceder a iniciar el Asistente. Los pasos a seguir son los siguientes:
—Pulsar sobre el botón de Inicio de la barra de tareas.
—Elegir la opción Configuración y luego Panel de Control.
—Hacer doble clic sobre el icono de Modems.
A continuación, se abrirá la ventana de Propiedades de Modems, en la cual se debe pulsar sobre el botón de Agregar, con lo que se abrirá la primera ventana del Asistente de instalación de módems. En este punto, lo mejor que se puede hacer es dejar que Windows 98 detecte el módem. Si no llega a conseguirlo, se debe elegir el más parecido al nuestro de la lista que se nos muestra. En caso de duda, conviene acudir a la documentación del módem, donde probablemente se encuentre la respuesta adecuada. Tal y como se indica en la primera pantalla del Asistente, si estamos empleando un módem externo, éste deberá estar encendido para que la detección pueda llevarse a cabo. Hasta esta ventana para la configuración se puede llegar bien siguiendo los pasos indicados o bien saltando automáticamente al ejecutar el Asistente para la conexión a Internet, sin haber instalado previamente ningún módem.

Instalar el módem: Una vez en el Asistente de instalación de módem se deben seguir los siguientes pasos:
—En la primera pantalla del Asistente pulsaremos sobre Siguiente, con lo que dejaremos que sea el propio Windows 98 quien intente detectar el módem. En este punto, el procesador examinará todos los puertos de comunicaciones en busca de algún dispositivo conectado a ellos. Al terminar la búsqueda, lo más normal es que el sistema haya reconocido el módem, en cuyo caso nos ofrecerá el nombre del dispositivo encontrado y el puerto de éste. Si Windows no ha detectado ningún módem, podremos elegir el dispositivo de una lista de forma manual.
—En caso de que la detección se haya realizado correctamente, basta con pulsar el botón Siguiente para dar por finalizado el proceso de configuración.
—Si se considera que la búsqueda realizada por el Asistente no es adecuada, se puede pulsar sobre el botón Cambiar, que permitirá obtener una lista de Fabricantes y Modelos. Basta con seleccionar el elegido y pulsar Aceptar. Esta es la misma pantalla a la que se accede pulsando sobre el botón Siguiente en caso de que Windows 98 no hubiera detectado nuestro módem.
—Si con el módem viniera un disco de controladores, desde esta misma ventana de Fabricantes y Modelos se deberá pulsar sobre el botón de Utilizar disco..., que permitirá cargar los controladores desde el disco facilitado por el fabricante. Es posible que antes de concluir la instalación del dispositivo, el Asistente solicite más información. En concreto, pueden ser necesarios dos pasos más antes de dar por terminada la configuración del módem:
—Si el dispositivo que se está instalando tiene características de módem voz, esto es, es capaz de gestionar mensajes de voz y responder al teléfono actuando como un contestador automático, se deberá continuar el proceso para instalar un controlador capaz de trabajar con los archivos Wave del módem voz.
—Por otra parte, si es la primera vez que se instala el módem se abrirá un cuadro de diálogo que ofrece información sobre su localización. Al terminar todo el proceso, en la pantalla de Propiedades de módem se verá listado el dispositivo, lo que indicará que el módem ya está correctamente instalado y listo para hacer uso de él.

Conectarse a un proveedor: El primer paso para conectarse a la Red es solicitar una conexión a un proveedor. Éste nos pedirá el nombre de usuario que deseamos emplear, que será el que luego figure en nuestra dirección de e-mail. También deberemos facilitar una password o contraseña secreta, que será la que empleemos para acceder a la red y a nuestro buzón de correo. Tras ello, el proveedor nos facilitará una serie de datos que nos serán imprescindibles para proceder a configurar correctamente la conexión a la Red. La dirección completa de correo electrónico, los servidores de correo POP y SMTP, el DNS primario y secundario y el teléfono más conveniente al que llamar. En ocasiones, el proveedor dispone de un nodo local en nuestra ciudad y nos facilitará un número de teléfono propio; en caso contrario deberemos utilizar el nodo que Infovía Plus tenga en el lugar en el que vivamos.

Configuración del sistema operativo (W98): Se pueden emplear muchos métodos para llegar a configurar la conexión a Internet desde Windows 98, pero vamos a explicar el más sencillo, es decir, a través del Asistente de Conexión a Internet incluido en Windows 98, que configurará todos los elementos necesarios mediante el uso de diversos cuadros de diálogo.
El primer paso será ejecutar el Asistente para la conexión a Internet; para ello debemos pulsar en el botón de Inicio, Programas, Internet Explorer y, por último, pulsar sobre la opción Asistente para la conexión a Internet. Tras una pantalla de presentación, aparece una ventana con tres opciones diferentes. La primera de ellas instala y configura el acceso a Internet mediante un proveedor de servicio. Esta opción permite darse de alta en un ISP (Proveedor de Servicios Internet) y configurar la conexión. La segunda opción, y la que vamos a explicar detenidamente, sirve para configurar la conexión a través de un proveedor con el que ya se tenga el acceso contratado y todos los datos necesarios. La tercera y última opción permite configurar Microsoft Internet Explorer en caso de disponer ya de la conexión perfectamente instalada en el equipo. Como ya hemos explicado, lo mejor es contratar el acceso con el proveedor deseado y pasar a emplear la segunda opción. Para lo cual se marca ésta y se pulsa Siguiente. Tras ello, se mostrará una nueva ventana en la que deberemos dejar seleccionada la primera opción (aparece por defecto), que es para conectar por red o módem, y pulsar Siguiente. Aparecerá un nuevo cuadro de diálogo en el que se ofrecen otras dos opciones posibles. La primera será para conectar mediante el módem y una conexión telefónica, mientras que la segunda permitirá configurar el acceso a través de una red local. Se debe marcar la primera opción y pulsar Siguiente para configurar la conexión a través del módem anteriormente configurado. En caso de que llegados a este punto no se hubiera instalado previamente el módem, saltará el Asistente para la configuración de módems que se deberá realizar como se comentó anteriormente. La siguiente ventana permitirá seleccionar entre crear un nuevo acceso o emplear uno ya existente. Como estamos creando una nueva conexión seleccionamos la primera opción y pulsamos sobre Siguiente. En el cuadro de diálogo que observamos a continuación se debe rellenar el número de teléfono que deberá marcar el módem para conectar con el proveedor. Este número puede ser el de un nodo local del ISP con el que hayamos contratado el servicio, o bien el número del nodo de Infovía más cercano. Para tener la seguridad de introducir el número correcto se puede consultar con el proveedor, que facilitará esta información sin ningún problema.

El Asistente continúa con una nueva ventana en la que se pregunta el nombre de usuario y la contraseña empleada para conectarse a Internet. Estos datos debe facilitarlos igualmente el proveedor. El nombre de usuario suele ser de la forma nombre@proveedor (hay que prestar atención, ya que en este punto no se incluye la extensión .es). Tras ello se presenta una ventana en la que podemos elegir por optar una configuración por defecto de los datos de la conexión o bien una configuración avanzada. En la mayoría de los casos podremos conectar con el proveedor usando la configuración predeterminada por el Asistente. Pero en caso de que no funcione correctamente o que se desee ajustar los valores a mano para asegurar un correcto funcionamiento deberemos marcar la opción y pulsar Siguiente. En tal caso, la única opción que puede afectar al correcto funcionamiento de la conexión es la configuración del servidor de DNS.
Por lo general, los proveedores emplean un DNS fijo que deberán facilitar al realizar el contrato. Para indicar el DNS facilitado por el proveedor se debe marcar la opción Siempre uso la siguiente y rellenar las casillas de Servidor DNS y Servidor DNS alternativo con los valores indicados por el proveedor. Una vez dados todos estos pasos, la configuración del acceso a Internet ya está realizada. De tal forma que cuando Windows 98 detecte que alguna aplicación debe hacer uso de la conexión a Internet y ésta no se encuentre activa, se arrancará el programa encargado de realizar la llamada solicitando el consentimiento del usuario para marcar.

Configuración de una cuenta de correo (W98): Una vez terminada la configuración, el Asistente continuará preguntando si se desea configurar una cuenta de correo para Internet. Si la respuesta es negativa, basta pulsar en la opción No y después sobre Siguiente, con lo que se dará la instalación por terminada. Si decidimos que es buen momento para configurar también nuestro correo sólo tendremos que marcar la opción y apretar el botón  Siguiente. En la primera pantalla, el Asistente pregunta si se desea usar una cuenta de correo existente o bien crear una nueva. Si se elige crear una nueva cuenta, se debe escribir el nombre que aparecerá en los mensajes que se manden, que será el que el resto de usuarios verán como emisor del mensaje. Aquí se puede poner el nombre propio (Antonio), el nombre y apellidos (Antonio Pérez Gómez), el nombre y primer apellido... Una vez escrito el nombre se pulsa sobre  Siguiente. Una nueva ventana permite introducir la dirección de e-mail asignada por el proveedor, en este caso sí se debe incluir la dirección completa, es decir, nombre de usuario, arroba (@), proveedor y el identificador del dominio (.es o el que corresponda). Basta con pulsar sobre  Siguiente para aceptar la dirección introducida. En la siguiente pantalla se introducen los nombres de los servidores de correo o, lo que es lo mismo, las máquinas de nuestro proveedor encargadas de enviar, recibir y almacenar temporalmente nuestros mensajes. El campo Mi servidor de correo entrante se debe dejar como POP3, a no ser que el proveedor nos especifique que se trata de un servidor IMAP, pero esto no suele ser habitual. Se rellenarán las casillas con los datos proporcionados por el ISP referentes al servidor POP o de correo entrante y al de correo saliente o SMTP. Tras la configuración de los nombres de los servidores hay que introducir el nombre de usuario y la contraseña de la cuenta, necesarios para recibir el correo almacenado en el servidor.
Generalmente será el nombre de usuario, sin arroba ni nada adicional, y la contraseña, que también suele ser la misma que la empleada para conectarse a Internet. Por último, es necesario dar un nombre identificativo a la cuenta. Este dato no es relevante, pero se debe introducir un término que nos ayude a identificar el correo de dicha cuenta. La misión de este dato es meramente aclaratoria para que los usuarios que disponen de varias cuentas puedan identificar cada una de forma eficiente. Se puede continuar con la configuración de una cuenta para acceder a servidores de noticias. Los pasos a seguir son muy similares, e incluso más sencillos que los del correo, por lo que basta decir que sólo hay que introducir el nombre del usuario, cuenta de correo y nombre del servidor de noticias, que nuevamente deberá ser facilitado por el proveedor. Por último, se abre una ventana para la configuración del servicio de directorio, paso que se debe omitir, por lo que hay que seleccionar No y pulsar  Siguiente. La ultima ventana nos informa de que todos los pasos han sido realizados correctamente y la cuenta se ha creado satisfactoriamente. También se advierte que para configuraciones adicionales basta con seleccionar de nuevo el Asistente en cualquier momento. Por último, pulsar en Finalizar para completar la instalación.


HACER UN RECOPILATORIO DE MÚSICA EN CD

1. Preparación
Hemos de contar con un CD virgen con capacidad suficiente, no es necesario que sea especial para audio.

2. Iniciar la copia
Para poder volcar las pistas de un CD a nuestro disco duro podemos copiarlas directamente desde el mismo, aunque es recomendable la utilización de un programa, como por ejemplo CDCopy (programa shareware que podemos encontrar en Internet). Con este programa podremos ir configurando todos los parámetros de la grabación, dictando qué unidad va a tomar las funciones de reproductora y cuál de grabadora, así como la velocidad a la que se va a realizar el proceso (es recomendable que sea baja, entre 2x y 6x). También podemos utiliza filtros para omitir los sectores defectuosos o corrección automática de chasquidos de lectura. Una vez realizados estos pasos nos queda elegir las pistas a grabar del CD original al disco duro y comenzar la copia.

3. LPs o cassettes
Este tipo de prácticos son muy frecuentes para poder escuchar nuestros discos de vinilo o cassettes de música con un reproductor de CDs. Pasar estos formatos analógicos a un formato digital es sencillo. Hemos de conectar el reproductor analógico al ordenador y utilizar un programa como GoldWave (también shareware). Este programa integra la posibilidad de ajustar los niveles tanto de la fuente como de la grabación y también corregir los niveles de ruido.

4. Separación de temas manual
Para realizar un volcado, de por ejemplo, un LP, y que al grabarse en el CD quede separado cada uno de los distintos temas podemos elegir dos tipos de fórmulas. La primera es grabar cada tema por separado, fórmula ésta que nos lleva a vigilar el proceso de volcado durante todo el tiempo. La segunda es grabar todo de golpe e ir cortando del grueso final los temas tal y como los queremos con las herramientas del programa.

5. Separación automática de temas
Para este proceso utilizamos el programa shareware WaveSplitter, que nos pide el número de temas que debería haber y la duración del más pequeño (si no la conocemos conviene introducir una duración muy baja). Después de haber introducido estos datos sólo esta esperar y el programa realizará los cortes pertinentes. Aunque este programa trabaja bastante bien, conviene revisar los temas antes de grabarlos al CD.

6. Conversión de archivos MP3
Aunque la mayoría de los programas comerciales están comenzando a incluir la opción de grabar directamente archivos comprimidos como los MP3 en un CD, también podemos nosotros mismos realizar la tarea de convertirlos a WAV con programas como WinAmp (también gratuito). Lo primero que debemos hacer dentro del programa es entrar en el menú de Preferencias. Dentro de él buscaremos Plug-ins de Salida y seleccionamos Nullsoft Disk Writer. Cargamos la canción que deseamos convertir y el programa nos pedirá una dirección donde guardarla. Un detalle a tener en cuenta es si la estamos grabando a 16 bits 44.100 Hz estéreso, ya que si no es así tendremos que recurrir a GoldWave para convertirla.

7. Corregir defectos
Una vez grabados y separados los temas en nuestro disco duro, y sobre todo si han sido lanzadas desde una plataforma analógica, debemos efectuar una limpieza de los ruidos generados por las cintas y los LPs. Para hacer esto debemos recurrir de nuevo a GoldWave. Una vez cargado seleccionamos los temas que queremos limpiar, marcaremos sus zonas defectuosas y ejecutaremos la herramienta Noise Reduction que se encuentra dentro del submenú Filter, situado en Effects. Una vez dentro de la herramienta activamos Use current spectrum y en FFT size introducimos un valorno mayor de 12, según la duración del ruido.

8. Ajustar niveles
Si queremos grabar un CD con distintas canciones, provenientes cada una de una fuente distinta, nos encontraremos con el problema de que cada una de ellas esté grabada a un nivel distinto. La mayoría de los programas de grabación cuentan con la opción de normalizar, para ajustarlas todas a un mismo nivel. Si no contamos con estos programas también podemos obtener los mismos resultados realizando esta operación manualmente con el programa GoldWave. Para ello hay que abrir el menú Effects, el submenú Volume y una vez allí la herramienta Maximize. Si usa Maximize en cada WAV que queremos grabar en el CD todos estarán grabados al mismo volumen.

9. Estructurar el CD
Ya tenemos todos los temas en el disco duro preparados para ser grabados. Ahora necesitamos un programa más, preparado para poder grabar un CD de Audio y que en el caso que no hayamos grabado la música en el disco duro, nos vaya pidiendo los CDs originales. El programa que usamos es CDRWin (shareware). Con él solo hay que marcar Record Disc para que se prepare y Load Tracks... para poder indicarle de qué lugar del disco duro puede tomar la información y en qué orden. Antes de comenzar a grabar conviene tener configurados detalles como el que controla la opción Track Pregrap donde seleccionaremos la cantidad de tiempo en blanco que deseamos dejar entre canción y canción.

10. Grabación
Para grabar el CD hemos de situar la velocidad de grabación a la mínima posible (es recomendable incluso a 1x, así corregimos los posibles fallos). Alguna opción más es realizar la grabación a modo de prueba, sonde se examina si CD se graba bien antes de introducir los datos en el CD-R o elegir entre grabar el CD con espacios entre las canciones, o como si todas las canciones formasen parte de una sola, pero esta última opción no la utilizan todas las grabadoras.


Sacar todo el partido al reproductor Winamp


Crea tus propios archivos MP3

  1. Instalar el programa: Para hacer este pequeño tutorial vamos a hacer uso del programa shareware NexEncode Studio, que podrás conseguir de Internet en la dirección www.team-nexgen.com/main. El programa lleva a cabo tres fases principales del proceso: conversión de música en CD a archivo WAV, codificación de WAV a MP3 y reproducción MP3. Tras la instalación de NexEncode observamos cómo se ha situado en nuestra barra de tareas un icono con forma de "n" que no es ni más ni menos que el programa a la espera de nuestras órdenes. Si hacemos clic con el botón izquierdo sobre él desplegamos su pantalla principal.
  2. Ajustar sus opciones: Lo primero será ajustar todos los parámetros del programa, para lo cual habrá que dirigirse a su menú de opciones haciendo clic con el botón derecho y seleccionando "Tools" y "Options". En el primer apartado "Encoder" determinaremos la calidad que tendrán nuestras canciones codificadas. Lo ideal es dejar activada la opción "High Quality" y a continuación escoger una frecuencia o bitrate lo más alta posible. Eso sí, hay que tener en cuenta que a mayor bitrate mayor calidad, también los archivos resultantes requerirán mayor espacio de disco. Lo más habitual es encontrar canciones codificadas a 128 Kbits por segundo, pues la calidad se acerca bastante a la de un CD Audio y el tamaño ocupado es bastante reducido. Sin embargo, siempre que podamos conviene optar por frecuencias de 160 e incluso 192, pues el aumento de calidad es considerable. Haremos clic en el apartado "Ripper". En la casilla "CD Drive" seleccionamos qué unidad CD-ROM o DVD-ROM emplearemos.
  3. Escoger la canción: De vuelta en la pantalla principal, es hora de determinar cuál es la canción que queremos pasar a MP3. En este caso cogeremos una canción de un CD de música. Aprovechando que NexEncode viene con su propio reproductor de compact disc, podemos activarlo para asegurarnos del número que ocupa en el CD la canción que queremos grabar. Este reproductor aparece en pantalla al pulsar el tercer botón azul de la parte inferior del módulo principal. Moverse por las canciones dentro del reproductor es tan sencillo como hacerlo con cualquier otro aparato o programa de este tipo, por lo que no requiere mayor explicación. Cuando hayamos dado con la canción adecuada, pulsamos "Stop" y cerramos este módulo con el botón "Power".
  4. Grabar la canción: El siguiente paso tan sólo implica pulsar el botón derecho del ratón y escoger "Ripper" y "Rip One Song". El programa nos preguntará entonces el número de pista o canción que queremos convertir, qué nombre queremos poner al archivo y dónde queremos guardarlo. Conviene especificar una carpeta dentro de una unidad con bastante espacio libre, pues una sola canción sin comprimir puede ocupar fácilmente de 40 a 80 Mbytes. Hecho esto, la aplicación comenzará con el proceso de grabación digital de la canción del CD, tarea que llevará su tiempo dependiendo de la duración del tema y de la velocidad de nuestra unidad de CD-ROM.
  5. La codificación: Tras la grabación a disco duro de la canción, la codificación a MP3 dará comienzo automáticamente. En caso de que esto no sea así sólo hay que pulsar el botón "Encode", el primero de los tres que se encuentran en vertical a la derecha. La codificación MP3 es un proceso que requiere muchos cálculos por parte del procesador, por lo que suele tardar una cantidad considerable de tiempo, dependiendo de los MHz de nuestro microprocesador. Este tiempo será menor si dejamos de ejecutar otros programas en el ordenador.
  6. Reproducción de MP3. Cuando el proceso de codificación haya finalizado ya podemos reproducir el archivo MP3 resultante. NexEncode no es la mejor aplicación para reproducir MP3s (está, por ejemplo Winamp), pero también nos permite esa opción, aunque sólo sea para comprobar que hemos tenido éxito. Para ello podemos pulsar directamente sobre el tercer botón vertical de la derecha, con lo que conseguiremos reproducir el último archivo codificado. Si queremos reproducir otro archivo entonces pulsamos sobre el mismo botón una segunda vez y lo seleccionamos de entre las carpetas de nuestro disco duro.
  7. La identificación ID3: Los MP3 podemos clasificarlos gracias a su etiqueta de identificación, lo que se conoce como código ID3. NexEncode también permite añadírsela a nuestras canciones de la siguiente forma: abrimos el menú del botón derecho del ratón, seleccionamos "Mp3" y "Open", y hecho esto pinchamos en el botón "ID3 Editor". En la ventana que aparece a continuación podemos rellenar el título de la canción, el artista que la interpreta, el disco al que pertenece, el año de publicación, el género de música y algún comentario adicional. Dado que rellenar esta ficha para las 10 o más canciones que pueda tener un disco es una tarea tediosa, el programa puede conectarse a Internet para acceder a CDDB, una extensa base de datos con información sobre miles de discos de todo tipo. Con sólo tener el compact disc original en la unidad de CD el programa rellenará de forma automática la información ID3 e incluso pondrá el nombre adecuado a cada archivo si tenemos activada la casilla "Download Track names" del menú de opciones.
  8. Codificar CDs enteros y archivos WAV: NexEncode dispone de una útil función para convertir a MP3 un CD completo en lugar de hacerlo manualmente canción por canción. Para iniciar el proceso hay que acceder al menú con el botón derecho del ratón y en "Encoder" seleccionar "Encode Entire CD". Otra forma de conseguir esto mismo es dirigirse a "Batch" y seleccionar "Encode Whole CD". Si en lugar de esto lo que queremos es pasar a MP3 ficheros con extensión WAV que ya tengamos en el disco duro, como los que podamos haber grabado nosotros con ayuda de la tarjeta de sonido, lo que habrá que hacer entonces es abrir el menú y seleccionar "Encode Several Songs" dentro de la categoría "Encode".

Cómo instalar la conexión compartida a Internet en Windows 98-Millennium

Una de las funciones que más interesa a los usuarios de ordenadores es la conexión a Internet y más si puede ser compartida. Teniendo en uno de los ordenadores un módem conectado a la línea telefónica es muy sencillo compartirlo con todas las máquinas de nuestra pequeña red particular o casa, así ahorraremos dinero en dispositivos de conexión y en la factura telefónica, ya que una sola conexión permite que se conecten varios usuarios al mismo tiempo.

Antes de salir al mercado Windows 98 SE la única posibilidad para obtener esta prestación era adquirir un programa llamado Proxy, cuya finalidad es compartir la conexión a Internet, pero desde la llegada de Windows 98 SE y Millennium Edition (ME) la función Proxy se incluye en el sistema operativo. Esta función es recomendable únicamente para pequeñas redes que requieran usos comunes de Internet, no así para una red profesional o una empresa, que es aconsejable adquirir un proxy profesional. Aquí partimos de que ya tenemos una red local establecida.

1. Instalar la conexión compartida: Lo primero que se debe hacer es instalar los archivos necesarios para compartir la conexión. Desde el Panel de Control de Windows solicitaremos su inclusión mediante el módulo Agregar o quitar programas. En la pestaña Instalación de Windows, seleccionaremos los detalles de Comunicaciones. En Windows 98 seleccione Herramientas de Internet.

2. Seleccionar la conexión compartida a Internet: Dentro de los detalles debemos marcar la Conexión compartida a Internet. Una vez que cerremos todas las ventanas pulsando sobre los correspondientes botones Aceptar, comienza la instalación. Es muy probable que durante el proceso se nos solicite el CD-ROM de Windows para recuperar ciertos archivos necesarios, así que no debemos olvidar tener éste a mano antes de empezar el proceso.

3. Usar el asistente para redes domésticas: De manera automática, y sin tener que reiniciar, se ejecutará el asistente para redes domésticas de Windows Millennium (el asistente para compartir conexión de Windows 98). Dicho asistente es fácil de utilizar y sólo tendremos que escoger el tipo de conexión a Internet de que disponemos (módem para conexión telefónica o ADSL/cable). Durante este proceso se nos pedirá que introduzcamos un disquete vacío. Este servirá para contener un programa de configuración que nos facilita la tarea de agregar clientes a la conexión compartida.

4. Encontrar el asistente: Si en el punto 2 nos hemos encontrado con que la conexión compartida ya estaba instalada en nuestro sistema, podemos acceder al asistente igualmente desde el menú Inicio – Programas – Accesorios – Comunicaciones – Asistente para redes domésticas en Windows Me. En Windows 98 (al igual que en Windows Me) se encuentra el asistente desde Panel de Control – Opciones de Internet. Sólo nos queda pulsar pulsar sobre el botón de la parte inferior Compartir... En cualquier momento podemos regresar a este asistente y desactivar la conexión compartida.

5. Instalar los clientes: Se llama equipos cliente a aquellos que se van a conectar a Internet a través de la conexión compartida de otro ordenador, que se llama servidor proxy. Los clientes se pueden configurar manualmente, pero para ello es necesario tener ciertos conocimientos técnicos. Para simplificar totalmente el proceso, el asistente que utilizamos en el punto 3 escribe en un disco el programa de configuración automática. Meta el disquete en la unidad A: de cada uno de los equipos cliente y ejecute el programa que encontrará en él. Se trata de un asistente que en pocos pasos deja los equipos listos para que se puedan conectar a través de la red local, saliendo por el servidor proxy que acabamos de configurar. Si no tenemos ese disquete o preferimos configurarlo todo manualmente, lo que hemos de hacer es, en las propiedades de TCP/IP (Inicio – Configuración – Panel de Control – Red) dejar que la dirección IP se asigne automáticamente, marcando la pestaña Dirección IP la opción Obtener una dirección IP automáticamente. También hemos de desactivar la resolución DNS en caso de que estuviese activa. Marcamos esta opción en la pestaña correspondiente de la Configuración DNS en las propiedades de TCP/IP.

6. Configurar las opciones de Internet: Otra cosa que hemos de hacer si procedemos la configuración manual es ajustar el tipo de conexión en Inicio – Panel de control – Opciones de Internet. En la pestaña Conexiones marcamos la opción Detectar la configuración automáticamente, dentro del diálogo que se muestra al pulsar sobre el botón Configuración LAN.

7. Aumentar la seguridad: Por omisión, la conexión compartida a Internet se activa para todos los protocolos que tengamos instalados en nuestro sistema servidor. El hecho de conectarse a Internet con otros protocolos distintos a TCP/IP aumenta el peligro de accesos no autorizados a nuestro sistema mientras navegamos. En el caso de la conexión compartida esta amenaza se agrava, ya que un hipotético asaltante podría comprometer la seguridad de toda nuestra red local, no sólo del ordenador que se conecta directamente a Internet. Por ello es conveniente desactivar el enlace del Proxy con otros protocolos distintos a TCP/IP. Para ello, desde el Panel de control seleccione el icono con la etiqueta Red (vamos a las propiedades de red desde el icono situado en el escritorio). En las propiedades de la conexión compartida, dentro de la pestaña Enlaces, desactivamos todos aquellos protocolos que no sean TCP/IP y la propia conexión compartida.


Instalar una cuenta de Internet y de correo paso a paso

Pongamos el supuesto que nuestro ISP (Proveedor de Internet) nos ha dado los datos relativos a nuestra conexión a Internet o los hemos impreso desde otro lugar al darnos de alta gratuitamente y que tenemos instalado Windows Millennium (no hay variaciones sustanciales si se trata de Windows 98): 

DATOS BÁSICOS:

ID (Identificador):

INFORMATICA

Contraseña:

nacho

DATOS PARA CONFIGURAR CONEXIÓN A INTERNET

Nombre de Usuario

INFORMATICA@telelineb

Servidor DNS Primario

195.235.113.3

Servidor DNS Secundario

195.235.96.90

DATOS PARA CONFIGURAR CONEXIÓN A INTERNET

Dirección de Correo

informatica@terra.es

Nombre de Cuenta de Correo

informatica.terra.es

Servidor de correo saliente (SMTP)

mailhost.terra.es

Servidor de correo entrante (POP3)

pop3.terra.es

DATOS PARA CONFIGURAR LECTOR DE NOTICIAS

Servidor de noticias (news)

news.terra.es

Teniendo el modem instalado y configurado de antemano.

Localizamos el Acceso telefónico a redes y hacemos doble clic en Realizar conexión nueva, damos un nombre a nuestra conexión (por ejemplo, Terra) y de la lista inferior seleccionamos nuestro modem, pulsamos el botón Siguiente, tecleamos el número de teléfono (por ejemplo: 917529000, el código de área no es necesario ponerlo), pulsamos Siguiente y Finalizar. Una vez creado el icono de la conexión pulsamos sobre él con el botón derecho del ratón y seleccionamos Propiedades. En la ficha General aparece el número de teléfono, código del país y el modem que tenemos configurado.

En la ficha Funciones de red, en el apartado Tipo de servidor de acceso telefónico a redes hemos de seleccionar PPP: Internet, Windows 2000/NT Server, Windows ME y en Protocolos de red admitidos únicamente dejamos seleccionado TCP/IP. Pulsamos sobre el botón Configuración TCP/IP. El apartado Dirección IP asignada por el servidor lo dejamos activo. Hacemos clic en el siguiente apartado y escogemos Direcciones del servidor asignadas por el usuario, con lo que ahora tenemos disponible las DNS. En DNS principal, donde aparece el primer 0.0.0.0 tecleamos el Servidor DNS Primario que nos ha facilitado nuestro Proveedor, en este caso 195.235.113.3 y en el siguiente control, DNS Secundario realizamos la misma operación 195.235.96.90 (hay servidores que sólo utilizan la DNS primaria, si fuese éste el caso dejamos el secundario como estaba, a 0.0.0.0). Seleccionamos los dos apartados siguientes: Utilizar compresión en encabezados IP y Utilizar puerto de enlace predeterminada en red remota. Pulsamos sobre Aceptar.

Seguidamente seleccionamos la ficha Seguridad y en el apartado Autenticación, donde dice Nombre de usuario, tecleamos el que nos ha asignado nuestro proveedor, en este caso INFORMATICA@telelineb y en el siguiente control introducimos la contraseña (en este caso nacho). Si queremos que la conexión se realice directamente y no nos pida ningún dato seleccionamos Conectar automáticamente (esta opción sólo funciona si hemos activado Guardar contraseña (cosa que todavía no hemos hecho y que veremos más adelante), y pulsamos el botón Aceptar. Hacemos doble clic sobre la conexión recién creada y emerge el menú Conectar con, donde aparece el nombre de nuestra conexión, nombre de usuario, contraseña, nº de teléfono, marcar desde... Si no queremos teclear la contraseña cada vez que iniciemos Internet activamos la opción Guardar contraseña (mencionada anteriormente). Pulsamos sobre el botón Conectar y al cabo de unos segundos comprobará el Nombre de usuario, contraseña y si todo está bien habremos conectado a Internet, de lo contrario nos mostrará un mensaje de error.

Ya sólo nos queda configurar el correo electrónico. Una vez cargada la página de inicio pulsamos en el botón de Correo del navegador y elegimos Leer correo. Si Outlook Express está configurado seleccionamos el menú Herramientas-Cuentas... En la pantalla que se muestra seleccionamos la ficha Correo y pulsamos el botón Agregar-Correo..., con lo que nos aparece el Asistente para Conexión a Internet. Tecleamos el nombre que queremos que vean las personas a las que enviemos correo (por ejemplo, nuestro nombre y apellido) y pulsamos el botón Siguiente. En el apartado Ya dispongo de una dirección de correo electrónico tecleamos la dirección que nos ha asignado el Proveedor (informatica@terra.es) y pulsamos el botón Siguiente. En el apartado Mi servidor de correo entrante es, seleccionamos POP3 (a menos que el proveedor nos indique otro distinto). En Servidor de correo entrante tecleamos el que nos ha asignado el Proveedor (pop3.terra.es) y en Servidor de correo saliente el que nos ha facilitado igualmente el Proveedor (mailhost.terra.es) y pulsamos sobre el botón Siguiente, tecleamos el nombre de la cuenta (informatica.terra.es) y la contraseña (nacho) asignada por nuestro Proveedor, pulsamos Siguiente y, por último, Finalizar. Nuestra nueva cuenta de correo aparecerá en la ficha de Correo.

Si nos han ofrecido Servidor de noticias (news) haremos lo propio, pero en la ficha Noticias-Agregar-Noticias..., saldrá el asistente, seguimos sus instrucciones y lo único nuevo es que tenemos que teclear el servidor de noticias NNTP que nos han asignado (en este caso news.terra.es). Cerramos la ventana y podemos decir que tenemos nuestra cuenta de correo configurada.


Otra forma más sencilla de configurar el acceso a Internet y cuentas de correo es utilizando desde el principio el Asistente para la conexión a Internet.

Para ello comenzamos en el Escritorio pulsando con el botón derecho sobre Internet Explorer (o más fácil, caso de tener el Asistente para la conexión a Internet en el Escritorio lo abrimos con doble clic o también podemos acceder a él desde Inicio-Programas-Accesorios-Comunicaciones-Asistente para la conexión a Internet) y elegimos Propiedades. En la ficha Conexiones pulsamos el primer botón que nos encontramos, Instalar, que nos abre el Asistente. En nuestro caso, como tenemos los datos facilitados por el Proveedor, seleccionamos la tercera opción, Deseo configurar manualmente mi conexión a Internet y pulsamos el botón Siguiente. Si no formamos parte de una red elegimos la primera opción Tengo acceso a Internet por medio de una línea telefónica y un modem y pulsamos el botón Siguiente. Aquí hemos de teclear el número de teléfono de nuestro Proveedor y asegurarnos de seleccionar la opción Marcar usando código de área y código de país y pulsamos Siguiente. Introducimos nuestro nombre de usuario y contraseña y pulsamos sobre Siguiente, facilitamos un nombre a la conexión y otra vez pulsamos Siguiente. Ahora se nos pregunta si deseamos o no configurar nuestra cuenta de correo, elegimos la opción Sí, deseamos configurar... y pulsamos sobre Siguiente, donde se nos pregunta si queremos crear una nueva cuenta de correo o usar una ya existente. Seleccionamos Crear una nueva cuenta y clic sobre Siguiente. Introducimos el nombre a mostrar, pulsamos Siguiente, tecleamos nuestra dirección de correo electrónico y pulsamos sobre Siguiente e introducimos la información relativa a los Servidores POP y SMTP (Correo entrante y Correo saliente, respectivamente) y pulsamos el botón Siguiente. Tecleamos el nombre de la cuenta y la contraseña, aquí decidimos si Recordar contraseña (si no queremos introducirla cada vez que nos conectemos a Internet) o no recordarla (con lo que habría que teclearla cada vez que conectemos), pulsamos el botón Siguiente y por último el botón Finalizar.


Ficheros gráficos (Formatos de imagen)

En muchas ocasiones nos habremos visto en la tesitura de querer grabar una imagen en el disco duro o en disquetes y no nos hemos aclarado entre la extensa lista de archivos gráficos disponibles o, por el contrario, nos damos cuenta de que esa imagen que no es muy grande no nos entra en un disquete.

La respuesta a este problema no es nada sencilla, ya que cuentan demasiados factores para saber exactamente cuál es el tipo de archivo que mejor función nos va a realizar. Según nuestra elección la digitalización que realicemos será de mayor o menor calidad, ocupará más o menos espacio y nos será útil o no para realizar ciertos trabajos. La proliferación de estos formatos gráficos viene dada por la política de las empresas para competir e imponer su formato como estándar. Lo único que el usuario saca en claro es que existen demasiados formatos diferentes como para poder leerlos todos con un programa estándar y no es extraño que surja alguna incompatibilidad al abrir algún archivo en algún programa concreto. Existen programas como Photoshop, Paint Shop Pro, ACDSee, etc., que realizan funciones de conversión entre los distintos formatos.

Una de las cuestiones por la que es necesario conocer los diferentes tipos de archivos de imagen para saber cuál usar en cada momento es la compresión que éste realiza para guardarse. Algunos formatos no utilizan comprensión alguna, por lo que tienen mayor definición y ocupan más espacio en el disco duro. Esta resolución es lo más importante y exige que las máquinas sean potentes. Sin embargo, en otras ocasiones estas imágenes resultan altamente engorrosas debido a la gran cantidad de recursos que consumen. Por ejemplo, para enviar a través de Internet una imagen a un amigo o para publicarla en una página web hemos de utilizar un tipo de archivo más manejable y que ocupe el mínimo espacio, pues en caso contrario podríamos saturar el correo electrónico, que llevase muchísimo tiempo la transmisión de éste o que no pudiésemos enviárselo nunca. Los archivos más utilizados en estos casos son el JPG y el GIF, que utilizan compresión.

Uno de los problemas más habituales de la compresión de un archivo gráfico es el exceso de uso que se realiza con éste. Al comprimir un archivo estamos ganando un valioso ahorro de nuestro espacio en disco (llegando a ganar hasta un 90% del volumen de la imagen), pero también conseguimos empeorar la calidad del producto final notablemente hasta llegar a límites donde el resultado es inutilizable. Otro problema es que cada vez que guardamos una imagen ya reducida en un formato que comprime estamos, de igual forma, aumentando este defecto, empeorando aún más la calidad de este archivo.

Por lo anteriormente comentado vamos a exponer en el siguiente cuadro las cualidades y defectos de los archivos gráficos más utilizados en el mundo de la informática y diseño gráfico:

Nombre Nombre completo Descripción A favor En contra
GIF CompuServe Graphics Interchange File Este archivo es uno de los más usados en el mundo. El porqué de su éxito se debe al poco espacio que consume y a las posibilidades que con ello ofrece a los diseñadores de páginas web. Sólo permite imágenes en modo indexado • Este formato no ocupa apenas espacio gracias a su efectiva compresión. Por otro lado, ésta no es tan destructiva como el JPEG, con lo que nuestras imágenes no pierden demasiada calidad.
•Otra cualidad es que permite ensamblar varias imágenes estáticas y crear secuencias animadas (conocidos como Gifs animados)
• Estos archivos sólo trabajan con 256 colores, cifra muy baja para funcionar hoy en día. 
• Para poder visionar fuera de Internet un gif animado necesitamos programas especiales.
• Para ser usado en programas de creación propia deberíamos pagar derechos a Compuserve, empresa creadora de este formato
BMP Windows o OS/2 BitMap Formato de Microsoft, el cual no es muy idóneo para imágenes de alta calidad y el tamaño de archivo es muy grande en comparación con otros formatos gráficos • Este tipo de fichero fue creado exclusivamente para el uso en ordenadores PC (Windows y OS/2). Gracias a ello lo reconocen todos los ordenadores de este sistema de cualquier época que sea.
• Las imágenes creadas bajo este formato tienen una gran calidad, al no tener compresión alguna
• Es un estándar para  usarlo como tapiz de nuestro Escritorio.
• Se cargan a una gran velocidad
Este formato ha sido siempre de los más criticados por todo el mundo, ya que Microsoft nunca concibió la compatibilidad entre distintos tipos de máquina
• Al no tener ninguna compresión, los archivos BMP ocupan demasiado espacio
JPEG Joined Graphics Expert Group Este formato es uno de los estándares más usados a la hora de incluir imágenes en Internet. Una de sus cualidades más sobresalientes es el poder corregir el rango de compresión según las necesidades que se tenga El trabajo mediante este formato resulta muy cómodo, ya que la carga y el cierre de la imagen más compleja en JPEG se realiza de forma rápida.
• El espacio de disco duro que consume es tan bajo que permite administrar nuestro disco de manera más coherente y eficiente que otros archivos
• La compresión que realiza de las imágenes es de las que se llaman destructivas.
• Al comprimir a JPEG se pierde bastante información
• Cada vez que volvamos a grabar o modificar el archivo, aunque sea sobre sí mismo, éste perderá calidad y al tercer o cuarto uso quedará inservible
TIFF Tagged Image File Format Este formato es de los más utilizados debido a la total compatibilidad entre Mac y PC y su más que excelente relación entre calidad y extensión. Permite trabajar con canales alfa y compresión sin pérdidas LZW. Se podría decir que es el formato fotográfico por excelencia y se utiliza en casi todas las fotocomposiciones, artes gráficas, diarios, revistas, etc., de todo el mundo Todo el espacio que ocupa este formato contiene información útil. 
• Todas las imágenes que se graban mediante este rango destacan por su gran calidad. 
• Dado que admite compresión, ésta no resulta destructiva. TIFF es compatible con los programas de maquetación como QuarkXPress (el más utilizado del mundo) o PageMaker.
• El espacio que ocupa sin perder calidad, como para guardar modificaciones resulta excesivo para un trabajo cómodo si precisamos ahorrar en recursos.
• Hasta hace poco, no todos los programas de retoque fotográfico reconocían este formato
TGA Truevision Targa Este formato fue diseñado por Targa para las tarjetas de vídeo Truevisión. Ha sido empleado multitud de ocasiones tanto para artes gráficas como por la industria cinematográfica debido a la compatibilidad que existe con él entre prácticamente todos los sistemas informáticos existentes • Puede grabar imágenes a distintas profundidades, hasta con 32 bits de color.
• Este formato es reconocido por casi todas las plataformas informáticas conocidas y puede ser manejado por todas ellas
• Está en desventaja con uno de sus competidores más cercanos, el TIFF, ya que no guarda en su interior información que nos puede resultar útil, como la resolución que hemos configurado para su impresión
• Ocupa demasiado espacio en disco si lo comparamos con otros archivos de similar calidad
PNG Portable Network Graphics Este formato fue creado para evitar pagar los derechos de uso del GIF para incluir archivos de este tipo en Internet, Conserva toda la información del color y los canales alfa de una imagen. Utiliza un sistema de compresión sin pérdidas • Este formato permite importar información de todo tipo de archivos para completar la suya propia. Al pasar alguno de estos archivos a este formato toda la información que éste guarde se conserva en su totalidad. 
• Al igual que el GIF, el PBG también puede crear películas animadas, que deben ser una secuencia de PNGs y que uno solo nunca puede constituir una en sí misma.
• No tiene una compresión excesivamente destructiva
• Un PNG tarda mucho en ser abierto
• La propia existencia de GIFs animados hacen que no estén demasiado difundidos
• Ocupa mucho espacio
EPS Encapsulated PostScript Propiedad de Adobe Photoshop, este formato es cada vez más utilizado a la hora de guardar documentos. Su utilización es muy universal y se caracteriza por la gran cantidad de usos que se le puede dar: soporta trazados de recorte, permite exportar ilustraciones para ser empleado en software de edición o divide una imagen por archivos de color • Este formato es uno de los estándares más usado universalmente. El secreto de ello radica en ser compatible con casi todos los programas de archivos gráficos de todas la plataformas. Al ser guardados incluyen información sobre posibles recortes realizados a la imagen, incluso en EPS realizados desde QuarkXPress, reconoce las tipografías en él incluidas hasta el punto que es necesario tenerlas instaladas en nuestro equipo • El punto negativo de este formato es que, pese a que es compatible y reconocido por la mayoría de los programas de diseño gráfico, cada uno de estos toma su propia versión de él, por lo que nos podemos encontrar que un archivo guardado en Photoshop como EPS, al ser abierto en Paint Shop Pro, haya perdido parte de sus atributos
• Ocupa mucho espacio
PSP Paint Shop Pro Image Formato del programa Paint Shop Pro, uno de los más extendidos en el mundo del diseño gráfico en PC. Muy conocido en el mundo a través de Internet y de revistas técnicas. Permite guardar archivos mediante capas, como el EPS • Almacena mucha información que puede sernos muy útil.
• Al igual que el EPS, puede almacenar trazados y guardarse mediante capas de color
Ocupa demasiado espacio sin comprimir
• Sólo puede ser manejado desde el programa Paint Shop Pro
PSD PhotoShop Image Es el formato de archivo del programa rey (Photoshop) y el único que admite todos los modos de imágenes disponibles, guías, canales alfa, canales de tinta plana y capas. Formato de gran calidad • Guarda muchísima información y admite muchos modos de imagen (mapa de bits, escala de grises, color indexado, RGB, CMYK, Lab y multicanal), además de guías, anotaciones, perfiles, canales, capas (de ajuste, texto y efectos) • Ocupa mucho espacio
• No todos los programas de retoque abren este tipo de fichero

Los formatos musicales

La gran variedad existente de formatos musicales nos permiten no sólo disfrutar de nuestra música preferida en el PC, sino de manipularla y editarla a nuestro antojo para sacarle el mayor partido.

El primero de los formatos que nombraremos es el CD audio o .CDA, que es el primero de los formatos digitales que aparecieron para dar cabida a los trabajos musicales. Hasta hace poco éste ha sido el estándar para escuchar música a través del PC, aunque también existe otro específico para los ordenadores que es el .WAV con una calidad exacta a la de los CDs (en caso de ficheros a 44 KHz estéreo y 16 bits) pero que tiene un grave inconveniente: ocupan demasiado espacio en nuestro sistema, ya que no tienen compresión. Pero el más extendido en los últimos tiempos y con el que se ha producido una verdadera revolución en el mundo de la música digital es el estándar MPEG1-Layer 3, o .MP3, que no es más que un formato que utiliza compresión de audio reduciendo el tamaño de los ficheros hasta 10 veces, dependiendo de los parámetros utilizados. Hay quien dice que con la compresión MP3 no se pierde calidad de sonido con respecto al formato CD audio, otros, sin embargo, aseguran que sí. La respuesta está en el nivel de compresión. Este sistema de compresión aplica un algoritmo de conversión donde se eliminan automáticamente las frecuencias de sonido que el oído humano es incapaz de reconocer. Para que nuestra compresión resulte lo más fidedigna posible tendremos que controlar dos parámetros básicos. El número de hertzios (Hz) que no es más que la cantidad de muestras que se toman por segundo y el número de bits por segundo que hace referencia a la precisión con la que se toman las muestras. Cuanto mayor sea el número, mayor calidad de sonido conseguiremos, pero también mayor será el espacio que ocupen.

El estándar para la compresión de ficheros es normalmente de 44 KHz estéreo a 128 Kbps, aunque en este caso, si prestamos atención en la reproducción, la calidad desciende un poco. Para ello, a pesar del aumento del tamaño del fichero, es recomendable realizar nuestras compresiones a 192 o incluso a 256 Kbps. Con esta cantidad, el sonido se hace mucho más nítido.

Pero desde hace relativamente poco tiempo, ya podemos disfrutar de un nuevo formato. Se trata del creado por Microsoft para contrarrestar al todopoderoso MP3, un estándar que está creciendo sin parar debido a la posibilidad de añadir plug-ins que lo compatibilizan con los distintos reproductores existentes en el mercado. El formato .WMA (Windows Media Audio), que al principio solamente era compatible con el reproductor Windows Media Player, ya se puede escuchar también a través del conocido WinAmp y algunos de los más extendidos y conocidos. Para hacernos una idea de la potencia de este formato, simplemente tendremos que comparar la relación existente en la compresión de ficheros en MP3 y en WMA. Mientras el primero necesita 128 Kbps para emular la calidad CD, para el segundo esta misma calidad supondría un fichero de 96 Kbps a 44,100 KHz. En el momento que aumentamos la calidad del sonido en la compresión de un fichero con formato WMA no notaremos la diferencia, puesto que ganará en frecuencias inaudibles para el oído humano.

A la hora de escribir estas líneas aparecía en el mercado el sucesor del MP3, que en principio parecía que se iba a llamar MP4, pero al que han bautizado como mp3PRO para hacer frente al WMA. Sus creadores aseguran que es un formato con una alta calidad de sonido ocupando la mitad de espacio que su predecesor el MP3 y es compatible con los actuales reproductores, los fabricantes aseguran que permite mantener una alta calidad de sonido en archivos con ratio de 64 Kb por segundo en vez de los 128 Kb que necesita el MP3, por lo que parece será el estándar de la música comprimida.

Lo que ocupa un CD

Vamos a explicar por qué los ficheros CD Audio ocupan tanto espacio. El formato utilizado para la grabación de discos compactos utiliza 44,1 KHz a 16 bit, esto significa que se graban 44.100 muestras de 16 bits (2 bytes) cada segundo. De esta forma se consigue la calidad CD. Teniendo en cuenta que tenemos dos canales (estéreo), tendremos que multiplicar 2 bytes x 44.100 muestras x 2 canales. El resultado es de 176.400 bytes por segundo. Ahora multiplicamos por 60 segundos y obtenemos 10.584.000 bytes (unos 10 Mbytes) en un solo minuto de grabación con calidad CD. Si nuestra canción tiene una duración de 4 minutos, obtenemos la cifra de 40 Mbytes. Así que, aplicando la compresión MP3 y teniendo en cuenta que la reducción de tamaño tiene un factor de entre 10:1 a 12:1, un minuto de música en calidad "casi CD" ocuparía 1 Mbyte. De esta forma podríamos almacenar un sólo CD unos 700 minutos de música. Más de 11 horas de música ininterrumpida. ¿Alguien da más?, pues parece que sí, que los nuevos formatos WMA o mp3PRO van a dar mucho que hablar, ya que podremos grabar en un solo CD más de 22 horas de música.


Comprimir un CD en formato WMA

El programa Windows Media Player no se limita únicamente a reproducir ficheros de audio, sino que es capaz de convertir ficheros de CD audio en formato WMA. Los pasos a seguir son los siguientes:

Introducimos el CD Audio elegido en nuestra unidad de CD-ROM y ejecutamos Windows Media Player. Para obtener la información del CD basta con pinchar en la pestaña CD Audio que aparece a la izquierda del reproductor. Si no poseemos información del CD podemos acceder automáticamente a las bases de datos CDDB para obtener los títulos de las canciones.

Ahora vamos a configurar el proceso de extracción. Para ello nos dirigimos al menú Herramientas/Opciones y después a la pestaña CD Audio, donde marcamos Reproducción digital y la calidad de la copia. La calidad aconsejable de compresión es de 96 Kbps, es decir, la más cercana a la calidad CD y muy similar a los 196 Kbps de la compresión en MP3. Pero si queremos ahorrar algo de espacio podemos bajar la calidad a 64 Kbps, que es equivalente a 128 Kbps en MP3. Debajo activamos Copia digital y desactivamos Administración de derechos personales para poder escuchar los ficheros en cualquier PC. Hay otra opción que puede ser útil activar en caso de que en las primeras copias detectemos pequeños saltos o ruidos en la reproducción, se trata de la opción Corrección de errores, con la que evitaremos este contratiempo.

El siguiente paso será configurar la carpeta donde queremos guardar el CD comprimido. Para ello, en la misma ventana del paso anterior pulsamos el botón Cambiar en el apartado Archivo--Copiar la música en este destino. Las canciones se guardarán en orden jerárquico, es decir, primero se creará la carpeta con el nombre del intérprete y dentro de ésta la carpeta con el título del CD, donde se guardarán finalmente los ficheros.

Una vez realizado este proceso, pincharemos en Aceptar para guardar los cambios volviendo a la ventana CD Audio, donde seleccionamos las canciones que queremos extraer del CD marcando las casillas correspondientes. En este momento podemos modificar el título de las canciones en caso de no haber podido acceder a Internet o simplemente porque utilicemos otro formato distinto al que se nos ofrece.

Por último, pulsamos el botón Copiar música y sólo nos queda esperar a la conversión de los ficheros. Este proceso se realiza de forma rápida si tenemos un ordenador potente. Por ejemplo, un CD de 45 minutos de duración se realiza en menos de 5 minutos en un ordenador con procesador Athlon a 500 MHz. Al final, nos quedará comprobar las canciones accediendo a la carpeta que elegimos como destino y el resultado será de un CD de música que ocupa unos 42 Mbytes de espacio en disco.